Un seguro es  un acuerdo o contrato entre una compañía aseguradora y la persona que contrata el seguro, normalmente llamada tomador

Este acuerdo consiste en que el tomador deberá pagar una cantidad de dinero o prima a la compañía aseguradora para que esta se comprometa a indemnizar con una cantidad de dinero generalmente muy superior o cualquier otro tipo de compensación al tomador en el caso se cumplan unas determinadas condiciones establecidas anteriormente en el contrato normalmente ligadas a algún tipo de riesgo asegurable.

 

A través del siguiente ejemplo se puede entender más gráficamente.

Si yo quiero asegurar mi auto por si sufre algún accidente, deberé pagar una cantidad de dinero o prima a una compañía aseguradora normalmente a través de pagos anuales, para que asuma el riesgo de que yo sufra un accidente.

Si durante ese año que tengo seguro  de coche contratado y no sufro ningún accidente, mi compañía aseguradora no tendrá ninguna responsabilidad hacia mí, por tanto no pasara nada y el seguro terminara al finalizar el plazo establecido, y podre renovarlo nuevamente otro año si eso es lo que deseo.

En el caso que durante el año tenga algún accidente con el auto o coche que tengo asegurado, la compañía aseguradora tendrá que indemnizarme o compensarme según se estableció en el contrato del seguro. Y podre renovarlo nuevamente otro año si es mi intención.

 

Con el anterior ejemplo queríamos explicar de una forma sencilla y clara lo que es un seguro, sin embargo existen multitud de diferentes tipos de seguros y con infinidad de particularidades en cada uno de ellos.

Por eso lo conveniente es informarse adecuadamente antes de contratar algún seguro